Industria cinematográfica

El Parlamento Europeo vota a de la cultura europea

19 de diciembre de 2023

El 13 de diciembre, el Parlamento Europeo alcanzó un hito crucial para el sector cinematográfico y audiovisual, oponiéndose a la futura inclusión de los servicios audiovisuales en el ámbito de aplicación del Reglamento de Bloqueo Geográfico de la UE.

La ampliación propuesta del Reglamento tendría repercusiones sumamente perjudiciales para la industria cinematográfica y audiovisual, la diversidad cultural europea y el bienestar de los consumidores. Esto se traduciría en una disminución en la variedad de contenidos y servicios ofrecidos, así como en un aumento de los precios para los usuarios finales.

El geobloqueo desempeña un papel crucial en el sector audiovisual y cinematográfico al simplificar la concesión de derechos territoriales a las partes involucradas en la industria. Esta práctica es fundamental para las empresas implicadas en la obtención de financiación y la distribución de contenidos cinematográficos y audiovisuales en Europa.

Nuestra industria es única en el sentido de que se requiere una importante inversión inicial antes de que los gastos de desarrollo y producción puedan recuperarse a través de la distribución al público. La concesión de licencias territorio por territorio -adaptándose a las realidades de los mercados nacionales y regionales, a los gustos y preferencias de los consumidores- ofrece la oportunidad óptima de que estas inversiones se correspondan con los beneficios y de que la financiación se invierta en futuros contenidos. El geobloqueo es un mecanismo para salvaguardar las inversiones realizadas en contenidos y el esfuerzo para hacerlos llegar al público de un territorio concreto.

Nuestra industria es única en el sentido de que se requiere una inversión inicial antes de que los gastos de desarrollo y producción puedan recuperarse a través de la distribución al público. La concesión de licencias territorio por territorio -adaptándose a las realidades de los mercados nacionales y regionales, a los gustos y preferencias de los consumidores- ofrece la oportunidad óptima de que estas inversiones generen beneficios y de que la financiación se invierta en futuros contenidos. Por lo tanto, el geobloqueo es esencial para salvaguardar las inversiones en obras audiovisuales y el esfuerzo dedicado a llevarlas al público de un territorio específico.

Así, 708 asociaciones se han unido en una declaración conjunta a favor de la exclusividad territorial, demostrando la importancia para el sector, y arrastrando a una significativa mayoría de 376 eurodiputados, que respaldaron al sector audiovisual defendiendo así la diversidad en la cultura europea y la industria cinematográfica.

Desde FEDICINE, expresamos nuestro sincero agradecimiento a todos aquellos que se sumaron a este importante esfuerzo. Comprometidos con la causa, continuaremos colaborando estrechamente con otras asociaciones cinematográficas y las instituciones europeas. Nuestra misión es persistir en la defensa del sector cinematográfico, garantizando así que podamos seguir disfrutando de una cultura audiovisual diversa, plural e inclusiva en el futuro.